Excursiones y viajes

Descenso del Sella con piragua inflable

Paisaje realmente espectacular en el descenso del Sella

Bueno, como sabéis por otras entradas de la web recorremos muchos tramos navegables con nuestro kayak inflable y uno que no nos podemos perder es el descenso del Sella.

Para el que no lo conozca…

Descenso del Sella

Es un descenso que se ha hecho muy famoso desde los años 30, con una historia muy definida y cada vez más multitudinaria. El 8 de agosto se considera el día internacional del Descenso y paradójicamente para mí es el único día que no lo haría por lo multitudinario que es, excesivamente masificado para mi gusto.

Hay decenas de empresas que dan el servicio.

Y posiblemente pueda resultar hasta más cómodo porque por unos 35€ tienes un kayak rígido y el servicio de transporte de vuelta al inicio y un pequeño picnic de almuerzo.

Pero si queremos realizarlo con nuestra propia piragua también es posible, hay varias opciones que recomendamos. Uno de nuestros recorridos:

Powered by Wikiloc

¿Qué debemos tener en cuenta?

  1. Requisitos legales

Lo primero que debemos tener en cuenta es la necesidad de una Declaración Responsable emitida en este caso por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, algo necesario para navegar en cualquier agua interior como explicamos en esta entrada.

En principio la Ley de Aguas considera la navegación como un uso sujeto a una declaración aunque también es cierto que el Reglamento del Dominio Público Hidráulico que la desarrolla indica:

Se eximirán de los requisitos de matriculación a las embarcaciones respecto de las que se presente declaración responsable para navegar exclusivamente con motivo de descensos de ríos, pruebas deportivas u otras ocasiones similares de carácter esporádico

Artículo 58 Reglamento del Dominio Público Hidráulico

A partir de esta consideración previa, ya lo dejo al a decisión de cada uno, aunque también es cierto que con las miles de piraguas que transitan el tramo es prácticamente imposible que nadie pida la documentación de tu embarcación en particular.

2. ¿Quién puede hacerlo y cuándo?

Cualquier persona puede realizar este tramo, incluso con niños y perros. Puede tener algún tramo de rápidos divertidos pero no tiene complejidad más allá de saber nadar. Yo recomiendo hacerlo en junio o julio. En agosto además de masificado podemos encontrarlo con tan poca agua que haya que bajarse muchas veces a empujar la piragua.

Nuestro westy nos acompaña a todo

3. ¿Dónde embarcamos?

El recorrido se inicia en Arriondas. Nosotros recomendamos embarcar aquí. El área recreativa la Concordia ubicada junto al camping es un buen punto para inflar la piragua tranquilamente y preparar todo lo necesario junto al coche.

Embarcando en el área recreativa

3. ¿Cómo regresaremos?

Nosotros aquí lo hemos realizado de tres formas en diferentes años.

La primera opción es hacer el recorrido íntegro desde Arriondas hasta la desembocadura en Ribadesella.

Misión completada en el monumeto homenaje al Descenso en Ribadesella

Puede ser bastante duro, sobre todo la última parte en la que ya no nos acompañará nadie que haya alquilado con empresa y puede estar muy sedimentada al tratarse de una desembocadura con poca velocidad y quedarnos atascados.

Punto de Desembarque y estación de autobús


Aquí lo que hicimos fue buscar los horarios de autobús de Alsa para coger uno de vuelta a Arriondas. Dura unos 20 minutos y cuesta 4 €. La estación está a 400 metros desde donde desembarcamos por lo que resulta sencillo llegar a ella. También se puede hacer al revés; dejar el coche en el final y subir en bus al inicio para empezar el recorrido.

Otra opción más sencilla es realizarlo con otros amigos que no tengan piragua y contraten el servicio con alguna empresa, de forma que cuando les recoja el transfer de vuelta a Arriondas bajen a recogernos después a nosotros…

La tercera opción es preguntar a las empresas que dan el servicio si nos podrían recoger con nuestra piragua y pagar un pequeño precio. La última vez lo realizamos así y nos indicaron qué puntos de recogida tenían y fuimos a uno de ellos, desinflamos y subimos a la furgoneta con el resto de clientes de vuelta al inicio.

Algo fundamental, parar en los chiringuitos

¡Hay que llevar la cartera! merece la pena hacer escala en las distintas paradas de chiringuitos con música para tomar unas sidrinas y un bocadillo de chorizo. Los precios no son desorbitados y lo normal es dejar la piragua en la orilla e ir andando hasta el origen de la música.

¿Habéis hecho el descenso alguna vez? ¿os ha gustado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.