¿Cómo navegar con perros en piraguas o kayaks?

¿Cómo navegar con perros en piraguas o kayaks?

Hoy vamos a contar nuestra experiencia y los pasos que hemos empleado sobre cómo navegar con perros en piraguas o kayaks para llegar a lograr salir con con nuestro perro y no volcar en el primer intento.

Introduciendo a Jade en una de nuestras aficiones

Nuestra experiencia de navegación está realizada en un Sevylor colorado, una embarcación que llevamos utilizando sin parar desde 2017 y que recomendamos encarecidamente. La empresa española de Kayaks Online lo tiene a la venta y con el código de descuento JORTAM15 es una gran opción sin duda.

Nuestra recomendación para navegar en ríos y pantanos

¿Qué debemos tener en cuenta para llevar a bordo a nuestro perro?

Debemos plantear la actividad en dos fases, una de familiarizarse con la piragua o kayak y otra la actividad en sí. La navegación aunque sea en un embalse tranquilo es una actividad que puede ser estresante o demasiado excitante para el perro.

Debemos pensar una serie de cosas que van a plantearse en la cabeza del perro:

  • La cantidad de estímulos que tiene
  • lo inestable que es todo bajo sus patas
  • lo cerca que nos tiene pero el poco movimiento que le dejamos
  • lo apetecible que es saltar al agua
  • El miedo repentino que puede surgir por volver a tierra firme.

Nosotros consideramos que hay tres variables que intervienen a la hora de introducir a un perro a una actividad nueva.

  1. Por un lado la raza y la edad del perro. En nuestro caso actualmente es un pastor suizo de 7 meses. Es decir, un perro con bastante vitalidad, muy seguro de si mismo y con mucha energía debido a ser un cachorro. Con nosotros navegó durante mucho tiempo Quilla, nuestro westy aventurero que embarcó incluso con 16 años. Habrá perros más miedosos o menos activos y esto variará las posibilidades y las formas de afrontarlo.
  2. El tipo de actividad que queremos plantear. Como decíamos arriba, navegar es algo extraño para un perro, todo se mueve y nos movemos por encima del agua sin mojarnos ¡magia! Sería interesante no excitar en exceso al perro cuando esté en la piragua, porque según nuestras reacciones procederá acorde a ellas. Si nos ve remar despacio, sin ponernos nerviosos ni jalearla será más sencillo canalizar los posibles nervios o dudas.
  3. El nivel de energía del momento de la actividad. Es recomendable haber cansado antes al perro para que su umbral de excitación sea otro. Esto es extensible a cualquier actividad. No es lo mismo iniciar un entrenamiento o algo novedoso cuando tiene mucha energía y ganas de desfogar que cuando ya la ha canalizado
Descenso del Sella con perro en piragua

Primera jornada en seco lejos del agua

Nuestra recomendación es que no pensemos en ir un día con el perro y con la piragua y llevarlo a cabo. Esto puede salir mal en las dos direcciones, que nos frustre comprobar que el plan de navegar que teníamos en mente para ese día no ha salido porque se ha tirado todo el rato al agua o que el perro coja terror a la actividad y no podamos volver a plantearla.

Jade piragua – piragua Jade

La mejor opción es dedicar un día al menos 1 hora en un parque o zona en la que no haya demasiados estímulos a inflar el kayak y que ella se familiarice con los materiales, las dimensiones y demás.

Premios, juguetes y más premios.

Es importante llevar muchos premios o los juguetes a los que más atención preste y fomentar que se los coma dentro de la embarcación. Nosotros utilizamos premios que le lleve tiempo consumirlos para que esté entretenida y calmada.

Comiendo un premio dentro de la piragua antes de meterla en el agua.

Usamos los de la marca PETISLAND. ibéricos y 100% naturales (Orejas, traqueas, boquerones, nervios… El preferido de jade es la caravaca. La tráquea por ejemplo de casi medio metro fortalece la mandíbula y le lleva mucho tiempo completarla. Tienen un código de descuento en la web, JORTAM10

Los premios que llevamos para positivar y normalizar la actividad

El día importante, la navegación.

El segundo día ya nos dirigiremos a un embalse o río en el que controlemos las orillas, mareas o cauces. Es importante hacerlo en un ambiente conocido para evitar posibles imprevistos como que salte al agua y se dirija a una zona en la que no podamos desembarcar para recogerla o que esté sea una zona complicada para subir por primera vez por tener que saltar mucho por ejemplo.

En esta sección de la web contamos algunos sitios en los que se puede navegar en Madrid. La primera visita de Jade a un medio acuático ha sido el embalse de Pedrezuela, muy cerquita de la ciudad y con una morfología bastante agradecida para embarcar y desembarcar.

Que se canse antes de subir a la piragua

Si le gusta nadar, lanzar 128183 veces la pelota o un palo al agua es la mejor opción. También hacer una ruta previa por la zona o sencillamente hacer que salte la embarcación en innumerables ocasiones. Esto bajará el nivel de energía del que partirá la actividad y será más sencillo.

¡PERRO A BORDO!

Después de esto ya nos subiremos en la orilla y nos quedaremos sin movernos y poco a poco iremos alejando la embarcación sin sobresaltos. En el momento de duda en el que se plantee saltar al agua volveremos a llamar su atención con algún premio para que siga dentro tranquilamente.

Primer viaje en kayak de Jade

Hasta aquí nuestra experiencia. Esperamos que os sirva de ayuda. Contadnos cómo fue vuestro primer viaje con vuestros peludos. Os dejamos un video explicativo. ¡Parte 1 y parte 2!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.